03 de Marzo de 2016
Comparte en:

Tejiendo y Charrando

Comencé a tejer fuera de casa cuando viajaba. Metía dentro de la mochila un ganchillo, lana y  algo para comer y beber por el camino. Cuando el tren se ponía en marcha sacaba la aguja y comenzaba a tejer. Solían ser viajes con transbordo en los que tenía que esperar en la estación una o dos horas. A veces después de comer tejía un poco hasta que llegaba el siguiente enlace. 

Todas las veces en las que he tejido alguien ha conversado conmigo o se ha acercado para ver cómo tejía. Siempre son las personas las que preguntan, o simplemente observan, yo no inicio la conversación. 

Entiendo que hay un intercambio cuando alguien dirige su mirada hacia algún lugar. Quizá no sabré nunca qué piensan aquellos que no llegan a hablar, pero de algún modo, con otro lenguaje se logra la comunicación, el contacto, o la conversación a partir del tejido.

Tejer evoca recuerdos…sobre lo táctil, sobre lo humano.

 Las mujeres que hablaban conmigo solían observar el punto, lo reconocían, me contaban que ellas también tejían…o que nunca habían tejido, pero que les gustaba mirar como se teje. Todavía se acordaban de los objetos o la ropa que tenían en su casa que había sido hecha por alguien cercano y que aún guardaban en algún lugar.

Los hombres se solían sorprender, porque asociaban la acción de tejer a la figura de una abuela y no de alguien más joven… o sentían el extrañamiento de ver algo que hacía tiempo que no habían visto , otros decían que les hubiera gustado aprender, pero que no habían tenido nunca la oportunidad. Algunos más jóvenes habían aprendido en el colegio a tejer, cuando tenían 6 o 7 años, pero ya no recordaban nada….

 

Charrábamos….

sobre el color

sobre la belleza

sobre tejer para un ser querido

sobre quien enseña a tejer con amor

sobre la guerra y la miseria

sobre la supervivencia

sobre cómo se deshace una camisa vieja para obtener el hilo

sobre cómo se hierve la lana de un jersey sintético para que parezca nuevo

sobre cómo se cambian prendas tejidas por comida

sobre los recuerdos que guarda algo hecho por alguien

sobre la desaparición de la miseria que hace tejer a mano

sobre lo barato que es encontrar una chaqueta realizada por una máquina

sobre el desplazamiento de la miseria a otros lugares 

sobre la pena de no compartir las tardes con alguien tejiendo

sobre la tristeza de no tener tiempo

sobre el deterioro del cuerpo

sobre el paso de los años

sobre la permanencia de los nudos tejidos

 

http://www.tea-tron.com/ando/blog/que-estamos-haciendo-2/tejiendo-metros/

Tejiendo y Charrando
< volver
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y/o mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede que en este momento ya se halla guardado alguna cookie, para cambiar la configuración u obtener más información puede consultar la sección Política de cookies.